Restaurantes y hoteles. Usted es empresario individual, y cuando visita a sus clientes suele soportar gastos de restaurantes o incluso de hoteles (si se ve obligado a pernoctar fuera de su domicilio). Pues bien, a partir de 2018 estos gastos serán fiscalmente deducibles, con unos límites máximos diarios:

Concepto España Extranjero
Sin pernocta 26,67 48,08
Con pernocta 53,34 91,35

Matiz. Aunque estas cuantías son iguales a las dietas exentas aplicables a los trabajadores, en este caso la ley no exige que exista desplazamiento a un municipio distinto al del domicilio. Por tanto, podrá deducir los gastos de manutención soportados en su propio municipio siempre que estén relacionados con la actividad. Eso sí:

o    Los gastos deberán satisfacerse por medios telemáticos (por transferencia bancaria o con tarjeta, por ejemplo).

o    Y deberá guardar evidencias de que están relacionados con la actividad: no se deduzca gastos soportados en días inhábiles y conserve los documentos que acrediten los desplazamientos (recibos de peajes o parking, agenda y correos electrónicos intercambiados con el cliente, pedidos concertados…).

A partir de 2018 los gastos soportados por autónomos en restaurantes y hoteles serán deducibles con los mismos límites que los de las dietas exentas de los trabajadores.

Pin It on Pinterest